Loading...

lunes, 9 de febrero de 2015

La temible maestra Karlita

Esa soy yo...
Mis amigos decidieron nombrarme así, porque es bien conocido que en mi trabajo soy demasiado estricta, dicen que no puedo ser así o que no me imaginan así porque soy algo "sweet"
Yo digo que soy dura porque no tengo ese instinto maternal de muchas maestras 

Hoy  es uno de esos días en que recuerdo lo terrible que fue, pero luego me contesto a mi misma diciendo que fue por su bien...

La noticia de hoy me ha dejado en claro que traer niños al mundo son para amarlos y sobre todo cuidarlos.

La verdad que mis niños de San Felipe, eran unos amores, pero en el ámbito de estudio que era a lo que íbamos, pues dejaban que desear, eran niños tan descuidados (eran porque ya van para adolescentes) sus padres, les daba lo mismo si comían o no antes de ir a la escuela, les cambiaban de padres más que de calcetines, las tareas se las pasaban por el arco del triunfo... claro obvio no todos, quienes no necesitaban el regaño, pues eran los que si estaban mas cuidaditos...

A un recuerdo a un niño, que el primer día que llegué a esa biblioteca llena de libros y de polvo, que poco a poco hicimos nuestro salón de clases, el niño no quería entrar, estaba en la puerta, con medio cuerpo dentro y medio fuera, miraba como sus ojos marrones se clavaban en la nueva maestra, entonces la profesora de educación especia lo invitó a entrar, lo saludé y el no me contestó nada, era una estatua! ahí en medio salón...

Entonces se fue a sentar al fondo de una fila, conmigo no hablaba, pero con sus compañeros ahhh como platicaba!
Ya con el tiempo me hizo pasar mis corajes, el niño no era capaz de agarrar el lápiz incluso si yo no iba a su lugar y se lo pedía... un flojonazo, y de trabajar en clase ni se diga... y de su situación familiar, pues eso no es historia mía, pero les puedo decir que este niño lo que buscaba era puro amor, las palabras de aliento, animarlo y decirle que me importaba y que lo quería, le dibujaba una sonrisa instantanea.


Con el tiempo ese niño de 10 años 3er grado (si, tenía ciclos perdidos) no aprendió a leer y escribir del todo, pero Aprendió a escribir la fecha, a participar en los bailables, a escribir su nombre sin copiar, a no salirse del renglón, a cumplir con sus tareas aunque eran tareas de primer grado, pero ya las llevaba era ganancia, dejó de  golpear a sus compañeros, mostraba unas ganas de ayudar a la maestra, de repente abrazaba a su maestra con esa sonrisa sincera, a pesar de que la terrible maestra Karlita le había reprendido fuertemente por alguna situación, eso es ser puro de corazón.

Ahora, este niño, ya no está con nosotros, como dicen por ahí: Se nos ha adelantado en el camino, que infortuna, pero pienso en lo terrible que es el mundo allá afuera para los que somos inocentes de mente, y mi querido Raúl, Dios te tiene algo mejor en ese hermoso lugar, y con una sweet maestra Karlita... 

*Hoy mi corazón duele un poco, tengo fe en que mañana duela menos...

2 comentarios:

  1. Como dicen por ahi; Es mejor dejar huellas en la vida de alguién que dejar cicatrices, y creo que tú dejaste una huella en la vida de Raul, así como él dejo la suya en tu vida. ANimo Karlita, Dios lo llamo para que ahora Raul sea alumno, pero allá arriba :)

    ResponderEliminar
  2. El dolor de perder a alguien, siempre es inevitable, y más cuando se trata de un inocente... pero hermana, mucho ánimo, nunca lo reemplazarás, pero arriba está un angelote que velará por cada niño con problemas...

    ResponderEliminar